domingo, 31 de enero de 2010

El Evangelio del Domingo, 31 de Enero

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 4, 21-30

En aquel tiempo, comenzó Jesús a decir en la sinagoga: - Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír: Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y se decían: - ¿No es este el hijo de José?

Y Jesús les dijo: - Sin duda me recitareis aquel refrán: “Médico, cúrate ti mismo”: haz también aquí en tu tierra lo que has hecho en Cafarnaún. Y añadió: - Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempo de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del Profeta Elíseo, sin embargo, ninguno de ellos fue curado más que Naamán, el sirio.

Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

Palabra del Señor


Comentario al Evangelio

El Evangelio de este domingo nos invita a reflexionar en uno de los grandes misterios de las relaciones humanas: el rechazo al que quiere hacer el bien. El texto evangélico sigue relatando la estancia de Jesús en Nazaret, su pueblo, justo allí donde lo dejamos el domingo pasado. Jesús había leído la lectura del profeta Isaías que anunciaba la liberación a los oprimidos y el año de gracia del Señor. Y había concluido con las palabras con que hoy comienza el Evangelio: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.”

Esas palabras de Jesús suscitan de entrada la admiración. Pero, enseguida, esa actitud va cambiando. Y poco a poco llega el rechazo más radical. Los que le escuchan se terminan poniendo furiosos. Tanto que tratan de matarlo. Es un relato que causa sorpresa. ¿Cómo es posible que aquellos a los que se les anuncia la liberación se terminen volviendo contra el mensajero de esa buena nueva?

La experiencia del rechazo
En este breve relato se condensa de alguna manera toda la vida de Jesús. Sus palabras suscitan primero admiración pero terminan provocando el rechazo. Un rechazo tan grande que le llevará a la muerte, y una muerte de cruz, la más humillante de las muertes. Es la suerte de Jesús y –ahí está el misterio– la suerte de muchos profetas. Sin ir muy lejos en nuestra historia, ¿no recordamos que Gandhi, el gran profeta moderno de la no-violencia, murió asesinado? Seguro que podemos hacer memoria y recordar a otras personas de paz, gentes que ejercieron la misericordia y que experimentaron el rechazo o que fueron marginadas.

Eso ha sucedido incluso dentro de nuestra Iglesia. Basta con leer la historia de muchos fundadores de congregaciones y órdenes religiosas para ver cómo sufrieron el rechazo, cómo sus ideas fueron marginadas y sus iniciativas aplastadas. Hizo falta mucho tiempo para que terminasen siendo aceptadas como algo bueno. Como ejemplo, sirva la vida de Mary Ward, fundadora de una congregación femenina, condenada en vida como hereje y sólo más tarde reconocida la bondad de su obra y de su iniciativa.

Parece que la cruz y el rechazo forman parte de la trama de la vida y que nada bueno se alcanza si no es a través del sufrimiento, el dolor y el sacrificio. Es un mensaje difícil de entender y menos en las sociedades desarrolladas donde tendemos a evitar todo lo que implique sufrimiento. Pero para llegar a la pascua de resurrección no hay otro camino que pasar por el dolor sin fondo de la muerte.

Porque el Reino es Amor
Lo que marca la vida de Jesús, y de muchos de sus discípulos a lo largo del tiempo y de muchos hombres y mujeres de buena voluntad, es la constancia en el amor. Jesús no se arredró en las dificultades, ni siquiera ante la furia de sus conciudadanos. Confió en Dios y siguió hablando de la misericordia y del amor de Dios, estando cerca de los más pobres y tendiendo su mano a los marginados. No le asustaron el rechazo ni las dificultades. Jesús no leyó nunca el texto de la primera carta a los corintios, que hoy escuchamos en la segunda lectura, pero no hay duda de que Pablo expresó perfectamente en esas palabras lo más hondo del espíritu de Jesús –y, por tanto, del ser de Dios mismo–.

Hay que leerlas y releerlas. No es un amor ñoño lo que ahí se propone. No es una especie de romanticismo adolescente, frágil y delicado. Es un amor para hombres y mujeres fuertes, libres, responsables, capaces de tomar las riendas de su destino y dirigirlo a donde creen que debe ir. Esos hombres y mujeres no son pacientes o constantes o misericordiosos por debilidad sino por fortaleza. No perdonan porque todo les dé lo mismo sino porque están llenos del amor y la misericordia de Dios. El ideal del amor nos ofrece una manera diferente de vivir y relacionarnos con los demás. El ideal del amor es el Reino de Dios.

Sólo los que aman mucho son capaces de mantenerse constantes en el momento del rechazo.
Siguen amando porque para ellos el amor no es una emoción sino una actitud, un estilo de vivir. Saben que Dios es amor.
Y que solo amando podremos hacer un mundo más humano, más fraterno: el mundo que Dios quiere.
Y están dispuestos a asumir el rechazo, la cruz y todas las dificultades que se encuentren en el camino.
Porque vale la pena.
Como Jesús. Hasta el final del camino.

Fernando Torres Pérez, cmf

sábado, 30 de enero de 2010

Donde está el cura en Febrero?

¿DONDE ESTÁ EL CURA CUANDO NO ESTÁ?

Como ya venimos haciendo desde hace unos meses y después de haber pasado por el mes de Enero que ha sido muy complicado con muchas cosas, ahora nos disponemos a ponernos al día, retomando la agenda de nuestro párroco.
Os recordamos que es director del Secretariado Diocesana Pastoral Juvenil y Vocacional, y este cargo además, le obliga a asistir a todos los eventos que se llevan a cabo por la Diócesis de Cádiz y Ceuta, que tiene relación tanto con los jóvenes como con las vocaciones. Misión enriquecedora y muy importante para los jóvenes y las futuras vocaciones de nuestra Diócesis.

Como bien sabéis nuestra Diócesis consta de cuatro zonas bien delimitadas: la Bahía de Cádiz; la Zona de La Janda; la Bahía de Algeciras; y la Ciudad de Ceuta.

Pues con toda esta información y siendo conscientes del trabajo que habitualmente tiene el cura en la parroquia y que está descrito en el apartado ¿Dónde está el cura?, nos disponemos a retomar su agenda para saber donde estará cuando no está en la parroquia.


Febrero:
El mes de febrero en la agenda de nuestro párroco se presenta muy llena de actividades, por lo que parece que se va a tener que ausentar más de una vez, pero sabemos que nos suele dejar buenos sustitutos:


1 de Febrero: Irá a Cádiz y a las 09:00 estará en el Obispado, luego desde las 10:00 hasta las 13:30 se reunirá personalmente con varios jóvenes, para lo que él llama: acompañamiento espiritual personal. A las 13:30 como director de la pastoral juvenil y vocacional, tiene reunión con Dña. Teófila Martínez, alcaldesa de Cádiz, para tratar asuntos relacionados Jornada Mundial de Jóvenes Madrid 2011, ya que nuestra diócesis espera poder acoger a más de 7000 jóvenes de los cinco continentes. Luego por la tarde de 17:00 a 18:00 se reunirá con otros jóvenes y a las 18:00 estará en el Seminario, para presentar el proyecto diocesano de pastoral juvenil y vocacional. Luego a las 20:30 tiene que reunirse el equipo permanente del su Secretariado.



3 de Febrero: Tiene reunión con el Arciprestazgo de Tarifa, a las 12:00 en la P. de San Francisco de Tarifa, para presentar el proyecto diocesano de pastoral juvenil y vocacional.


6 de Febrero: Dirigirá un retiro a las Hermanas Oblatas de María Inmaculada en el Tesorillo de 10:00 a 14:00.


8 de Febrero: En Cádiz, atenderá el despacho del Secretariado y a jóvenes para el acompañamiento espiritual personal, además tiene cita con el Sr. Obispo.


10 de Febrero: Se irá a Ceuta a las 09:00 porque tiene allí reunión arciprestal desde 10:30 hasta las 13:30, con los sacerdotes para presentarles el proyecto diocesano de pastoral juvenil y vocacional, y por la tarde de 16:00 a 17:45, en la P. de Santa Teresa, se reunirá con el equipo de pastoral juvenil y vocacional de Ceuta. Confía estar de vuelta a las 19:00 para la misa en la parroquia.


13 de Febrero: Reunión de Delegados de Pastoral Juvenil de Andalucía, en Antequera a las 10:00; para preparar conjuntamente el Camino de Santiago de este verano y la Jornada Mundial de la Juventud 2011.


16, 17 y 18 de Febrero: debido a que no va a poder participar en ninguna tanda de Ejercicios Espirituales Sacerdotales, va hacer un retiro durante estos días y así preparar el curso de Liderazgo Juvenil que va a impartir por toda la diócesis, a partir del mes de Marzo.


24 de Febrero: tiene reunión con el Arciprestazgo de San Fernando, a las 12:00 en la P. del Santo Cristo, para presentar el proyecto diocesano de pastoral juvenil y vocacional.


25 de Febrero: toda la mañana, tiene un retiro de Cuaresma con el Sr. Obispo.
27 y 28 de Febrero: Estará presente en los cursillos pre-matrimoniales que se impartirán en nuestra parroquia: sábado de 16:00 a 19:30 y domingo de 09:30 a 17:30.

Seguro que le surgirá alguna que otra reunión más, pero hasta ahora esto es lo que tiene apuntado en la agenda, si hay alguna novedad, intentaremos manteneros informados.
Más adelante copiaremos también de la agenda de nuestro párroco, las actividades que tiene previstas para marzo.

jueves, 28 de enero de 2010

ORACIÓN COMUNITARIA SAN GARCÍA ABAD, Viernes 29 de Enero.





ALABANZAS AL SANTÍSIMO

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
Manda, Señor, tu Espíritu Santo para que Él me dé su Luz y purifique mi oración, haciéndola humilde, sencilla, perseverante, llena de fe, de confianza y de amor.

INTRODUCCIÓN
Las palabras y obras de Jesús entusiasman a la gente dondequiera que va; pero sus parientes y paisanos se muestran escépticos ante su mensaje, supera sus expectativas y no logran encuadrarlo dentro de sus categorías socio-religiosas. Recuerda que has sido consagrado/a profeta, por el bautismo, vive con autenticidad y convicción tu misión, aunque experimentes, como Jesús, el rechazo de personas cercanas a ti.

ORACIÓN-CONTEMPLACIÓN:(10 minutos en silencio)
Abre tu vida al Señor .
El sol ya ha salido.
El que yo abra mi ventana, no hace que salga el sol; únicamente hace que el sol entre en mi casa, la caliente y la ilumine.

Esa es la primera función de la oración:
Dios ya ha salido sobre mi vida y yo le dejo entrar.
Abre mis labios, Señor, para poderte alabar.
Abre mi corazón, para poderte adorar.
Ora desde el asombro y el agradecimiento:

“Me has enamorado y cautivado.
No sé vivir sin ti.
¡Tanto me has dado! ¡Y aún busco más!
No anhelo sólo tu agua: deseo beber en tu manantial.
No anhelo sólo tus umbrales: deseo entrar en Ti.
No anhelo solo tus dones:
Quisiera fundirme, en abrazo eterno y duradero, en Ti,
Jesucristo, respuesta y plenitud,
Mi Señor, Mi Dios, Mi Salvador”
(Raúl Berzoza).


Vuelve a la vida por los caminos de la solidaridad.
La Eucaristía no solo es expresión de comunión sino también proyecto de solidaridad para toda la humanidad.
Tu Eucaristía, Señor, es mi escuela para la paz.
En Ella aprendo tus proyectos de comunión y solidaridad.
Tu Eucaristía me fortalece para edificar,
contigo y con mis hermanos,
una sociedad más equitativa y fraterna,
al servicio de los últimos.

MONICIÓN AL EVANGELIO
Jesús es aquel profeta que llegó a Nazaret con amor en su corazón, con sanación en sus manos y con salvación para todos en sus palabras y su gente no le creyó.
Pero El continúo su misión hasta el final.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 4, 21-30

En aquel tiempo, comenzó Jesús a decir en la sinagoga: - Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír: Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y se decían: - ¿No es este el hijo de José?

Y Jesús les dijo: - Sin duda me recitareis aquel refrán: “Médico, cúrate ti mismo”: haz también aquí en tu tierra lo que has hecho en Cafarnaún. Y añadió: - Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempo de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del Profeta Elíseo, sin embargo, ninguno de ellos fue curado más que Naamán, el sirio.

Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

Palabra del Señor



REFLEXIÓN (DE 10 MINUTOS)
Tu amistad me hace profeta, me envías a llevar una palabra de consuelo y verdad a quien la necesita.

PRECES
Al caer la tarde tu Hijo nos ofreció su cuerpo como alimento de vida eterna,
- acepta nuestra oración vespertina y haz que no falten en tu Iglesia vocaciones religiosas al servicio de los más necesitados.

Padre de bondad, que aceptaste la ofrenda de tu Hijo,
- suscita en nuestras parroquias jóvenes dispuestos a dar su vida por ti en servicio a sus hermanos.

Te pedimos Señor por las familias cristianas,
- para que sean “Iglesia doméstica” donde puedan nacer futuras vocaciones para la Iglesia universal.

Te pedimos Señor por los Seminarios y Noviciados
- que los jóvenes que allí se preparan vivan su formación con gozo y generosidad.

Al llegar a su término esta jornada, haz que no decline en la Iglesia la esperanza de tu Reino,
- enriquécela con numerosas vocaciones a la vida consagrada.

Dios misericordioso, que hiciste de María un modelo de entrega a los hermanos,
- haz que los jóvenes vean en ella un modelo a imitar.

Oh Cristo, que con tu sacrificio redentor purificas y elevas el amor humano,
- haz que los hogares cristianos sean cantera de vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

Altísimo Señor, baja a escucharnos con la bondad que te distingue,

- Para que todos los sacerdotes y en especial nuestro párroco el padre Andrés y el padre Ángel sientan cercana en todo instante la especial protección de María Santísima particularmente en los instantes de sus desconsuelos y soledades en el ejercicio de sus misiones.

Señor, te rogamos por todos los que sirven al pueblo de Dios con la palabra, los agentes de pastoral: predicadores, catequistas, educadores, escritores, teólogos, profesores:
- para que su palabra sea, como la de Jesús, comprometida, eficaz, y
encarnada...

Señor, te rogamos por todos nosotros,
- Para que llenos de entusiasmo nos decidamos con alegría a asumir nuestra misión de seguidores de Jesús, anunciadores de la Buena Noticia, constructores de un mundo de paz, de reconciliación universal y de esperanza...

ORACIÓN POR LOS SACERDOTES (Año sacerdotal 2010)


Señor Jesús, presente en el Santísimo Sacramento,
que quisiste perpetuarte entre nosotros
por medio de tus Sacerdotes,
haz que sus palabras sean sólo las tuyas,
que sus gestos sean los tuyos,
que su vida sea fiel reflejo de la tuya.

Que ellos sean los hombres que hablen a Dios de los hombres y hablen a los hombres de Dios.

Que no tengan miedo al servicio,
sirviendo a la Iglesia como Ella quiere ser servida.

Que sean hombres, testigos del eterno en nuestro tiempo,
caminando por las sendas de la historia con tu mismo paso
y haciendo el bien a todos.

Que sean fieles a sus compromisos,
celosos de su vocación y de su entrega,
claros espejos de la propia identidad
y que vivan con la alegría del don recibido.

Te lo pido por tu Madre Santa María:
Ella que estuvo presente en tu vida
estará siempre presente en la vida de tus sacerdotes.
Amen


AVE MARÍA Y GLORIA

martes, 26 de enero de 2010

Te Apuntas?

"El compromiso es la respuesta valiente de quienes no quieren malgastar su vida sino que desean ser protagonistas de la historia personal y social". ( Juan Pablo II)

Prácticamente, todas las Organizaciones de Voluntariado, como la nuestra, necesitan la colaboración de voluntarios para desarrollar sus proyectos y actividades.

Sin embargo, todas recalcan la importancia de que el voluntario asuma el compromiso que significa realizar una labor necesaria para el grupo o mejor dicho, para los destinatarios de la misma, en nuestro caso niños de 7 y 17 años.

Aspectos como la responsabilidad, la constancia y la motivación del voluntario hacia las tareas que le tocan desempeñar son imprescindibles para que la relación voluntario-grupo scout, sea fructífera y por ello, ambas partes deben implicarse para que esto sea posible.

Puedes encontrar siempre alguna forma de colaborar como voluntario presencial, que puedes realizar en nuestro grupo, también existe la posibilidad de aprovechar tus vacaciones para participar en algún proyecto de voluntariado como son, nuestros campamentos.
Nuestro Grupo Scout, es una ONG comprometida de forma desinteresada con la ayuda a otros y lo hace, generalmente, con la capacidad de todos los que somos voluntarios dispuestos a dejar algo de nuestro tiempo libre, en pos de aquellos que nos necesitan.


Quienes son los destinatarios de nuestra labor?

Son jóvenes y adolescentes. Jóvenes, en general, a los que intentamos coeducar de manera no formal como defensa para no caer en cualquiera de los problemas a los que suelen estar expuestos.

¿Qué hacemos?

Con la población adolescente los proyectos se engloban en las áreas de ocio y tiempo libre(salidas a la naturaleza, culturales, etc…), educación y prevención ( prevención de drogodependencias, educación sexual, educación para la paz, interculturalidad, etc..), paz y cooperación, asociacionismo y participación comunitaria, medio ambiente, y un largo etcétera………Todo ello se intenta inculcar a través de juegos y dinámicas.

¿Qué buscamos?

Jóvenes y adultos con inquietudes , que quieran canalizar su creatividad, su entusiasmo y sus ganas de mejorar la sociedad a través de estos niños y jóvenes. Es una buena forma de conocer y comprender los problemas de una buena parte de la juventud, y a partir del análisis de sus necesidades, fomentar alternativas que puedan conducirles a su desarrollo integral como personas.

¿Qué formación se necesita?
Muchas ganas de compartir, de disfrutar, de transmitir, de trabajar y sobre todo de pasártelo bien………

¡!!!Anímate a ser voluntario!!!!




Contacta con Grupo Scout Caetarea
gscaetarea@gmail.com

O por teléfono: 626357747 (Gabriel, Coordinador )

domingo, 24 de enero de 2010

El Evangelio del Domingo

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1, 1-4; 14-21

En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea, con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el Libro del Profeta Isaías y desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:

--“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor".

Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba, y se sentó.
Toda la sinagoga tenía los hijos fijos en él. Y él se puso a decirles:
-- Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír.

Palabra del Señor


Comentario........

Jesús comienza su misión, su vida pública, con hechos (conversión de agua en vino en Caná de Galilea) y con palabras: las que escuchamos que leyó en la sinagoga de Nazaret. Jesús comienza a Predicar el Reino en Nazaret, su pueblo, y en toda Galilea; fuera de Judea, la tierra elegida según el pueblo de Israel.

Creo que hoy podemos reflexionar, por eso, sobre la importancia de la PALABRA: de la Palabra de Dios en la vida de los cristianos (Dios se ha puesto en comunicación con nosotros por medio de su Palabra) y de la palabra de las personas, como medio de comunicación y de comunión. En nuestra vivencia del cristianismo hemos dado mucha importancia a las obras; es cierto que obras son amores..., pero tenemos que descubrir la importancia de la Palabra: Dios se comunica con nosotros por la Palabra, por la transmisión de la palabra (la predicación y la catequesis) hemos conocido las cosas de Dios, por la palabra se crean grandes ofensas o se solucionan conflictos que parecía que no tenían solución...

La Palabra de Dios siempre era escuchada por el pueblo con gran atención, como vemos en la primera lectura. Escuchamos como el pueblo de Israel se reunía para escuchar la Palabra de Dios, que contenía su ley. De esta tradición nos viene, probablemente el escuchar la palabra de Dios en nuestras celebraciones. Decimos en el salmo responsorial: "Tus palabras, Señor, son espíritu y vida". En el Evangelio escuchamos como, según tradición del pueblo judío en la sinagoga, Jesús leyó un pasaje del profeta Isaías: "El Espíritu del Señor está sobre mí. Él me ha ungido para llevar Buena Noticia a los pobres, para anunciar la libertad a los cautivos, y a los ciegos la vista, para liberar a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor".

Realmente la Palabra de Dios es importante en la vida de los creyentes, es el medio de comunicación que Dios tiene con nosotros, la mejor comunicación es su propio Hijo Jesucristo, que es la Palabra. En su Palabra, en el Evangelio y en Jesucristo, podemos encontrar la verdadera vida, las claves de nuestra felicidad, los valores que nos hagan más humanos. ¿La Palabra de Dios es de verdad algo significativo para nuestra vida?, ¿Leemos la Palabra de Dios, leemos los evangelios? La palabra es algo vital para el cristiano: "cuando encontraba palabras tuyas las devoraba".

A continuación, Jesús, hizo una de las homilías más breves de la historia: "Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír". Con él comienza el año de gracia del Señor; con él comienza a anunciarse el Reino de Dios, él es el Reino; con él llega la Buena Noticia a los pobres, la libertad a los cautivos, la vista a los ciegos, la liberación a los oprimidos.

En la persona de Jesucristo se inicia el Reino de Dios; es decir, un mundo mejor en donde es posible la fraternidad, la solidaridad, la justicia... y la liberación de todos los males que afligen a la humanidad; con su persona, sus obras y sus palabras se inicia este tiempo de la construcción del Reino de Dios, tiempo en el que se nos invita a todos los que seguimos a Jesús a formar parte de este Reino, para lo que nos tendremos que convertir a los valores del mismo.

En nuestra vida humana, también la palabra tiene una especial fuerza para construir o destruir, para comunicar o para aislar. Hoy como siempre, es preciso continuar siendo hombres y mujeres de palabra. Con esta expresión quiero decir que hay que ser coherentes; es decir, que no haya distancia entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos. La palabra es importante, pero nunca se concibe a la palabra separada de la vida, de las obras. La Palabra de Jesucristo tenía una especial fuerza porque siempre hacía lo que decía. Quiero decir, también, que hay que ser sinceros, transparentes. En una persona de palabra, no tienen sentido las dobleces, la hipocresía, la adulación... es decir, todo aquello que nos distancia malsanamente de lo que sentimos o de lo que hacemos. Quiero decir también que hay que tener una palabra evangélica, que no se olvide del mensaje del evangelio ni de Dios. Si la palabra es importantísima en la comunicación entre las personas, lo que se dice también es importante; también lo que se silencia. Una de las cosas que más se callan en las conversaciones son los temas en los que tenemos que hacer referencia a la importancia de Dios en nuestras vidas, como si nos avergonzáramos de ser cristianos.

¡Qué escuchemos la Buena Noticia que el Señor nos trae en su Palabra; que sepamos llevarla a los hermanos; que seamos hombres de palabra!

Pedro Crespo Arias

jueves, 21 de enero de 2010

ORACIÓN COMUNITARIA SAN GARCIA ABAD. Viernes 22 de Enero.....


ALABANZAS AL SANTÍSIMO

INVOCACIÓN AL ESPIRITU SANTO

INTRODUCCIÓN
Cuando Jesús de Nazaret en la sinagoga de su pueblo afirma que hoy se cumple la Palabra de Dios y que según el relato de Isaías viene a liberar a los cautivos, realmente comienza su vida pública, porque con las palabras del profeta define su misión. Hoy también se cumple en nosotros la Palabra de Dios porque asistimos a su grandeza y misterio sin, casi, darnos cuenta de lo que hace por nosotros. Y desde nuestro convencimiento de que somos Hijos de Dios –como Jesucristo nos dice—hemos de iniciar nuestra misión de ayudar a los hermanos –a todos—y, sobre todo, a los más pobres y necesitados.
ORACIÓN-MEDITACIÓN
Acoge su presencia; sobre su amor se construye tu vida.
Responde con una actitud de agradecimiento y alabanza al Dios que se te regala gratuitamente sin haber hecho tú nada por conseguirlo.
Únete a María para alabar al Señor: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, porque el Poderoso hace grandes obras por mí” (Magnificat de María).
Señor, que seas tú quien viva en mí.
Señor, que seas tú quien ore en mí
Ando buscando un amor que unifique mi vida, pero experimento muchas cosas que me turban y perturban.
Estoy ante ti, Señor, situado ante tu misterio, ordena tú en mí el amor, hazme habitar en tu casa. Tú eres diferente: no eres ni mi idea, ni mi amor, ni mi proyecto. Me pongo en tus manos.
Mi imaginación y pensamiento racional siguen su curso y me conducen,
me traen, me llevan, por caminos que no logro dirigir conforme a mi deseo.

En medio de la crisis vengo a descubrir algo sorprendente: lo que yo soy incapaz de hacer, lo puedes hacer Tú; Tú puedes desvelarme desde la hondura lo que yo soy. En ti me encuentro, soy lo que tú me amas. Tú haces nacer en mí otro gozo, otro amor, otra tarea.
Somos testigos de un amor que libera y genera esperanza

MONICIÓN AL EVANGELIO
El evangelio de Lucas recoge la confirmación de Jesús –con palabras de Isaías—que él es nuestro libertador. Narra Lucas con precisión cinematográfica la escena de la sinagoga de Nazaret. Es el principio de la vida pública de Jesús
Él es la Palabra de Dios encarnada. Escuchemos con mucha atención.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1, 1-4; 14-21

En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea, con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el Libro del Profeta Isaías y desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:

--“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor".

Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba, y se sentó.
Toda la sinagoga tenía los hijos fijos en él. Y él se puso a decirles:
-- Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír.

Palabra del Señor

PRECES
Al caer la tarde tu Hijo nos ofreció su cuerpo como alimento de vida eterna,
- acepta nuestra oración vespertina y haz que no falten en tu Iglesia vocaciones religiosas al servicio de los más necesitados.

Padre de bondad, que aceptaste la ofrenda de tu Hijo,
- suscita en nuestras parroquias jóvenes dispuestos a dar su vida por ti en servicio a sus hermanos.

Te pedimos Señor por las familias cristianas,
- para que sean “Iglesia doméstica” donde puedan nacer futuras vocaciones para la Iglesia universal.

Te pedimos Señor por los Seminarios y Noviciados
- que los jóvenes que allí se preparan vivan su formación con gozo y generosidad.

Al llegar a su término esta jornada, haz que no decline en la Iglesia la esperanza de tu Reino,
- enriquécela con numerosas vocaciones a la vida consagrada.

Dios misericordioso, que hiciste de María un modelo de entrega a los hermanos,
- haz que los jóvenes vean en ella un modelo a imitar.

Oh Cristo, que con tu sacrificio redentor purificas y elevas el amor humano,
- haz que los hogares cristianos sean cantera de vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

Altísimo Señor, baja a escucharnos con la bondad que te distingue,
- Para que todos los sacerdotes y en especial nuestro párroco el padre Andrés y el padre Ángel sientan cercana en todo instante la especial protección de María Santísima particularmente en los instantes de sus desconsuelos y soledades en el ejercicio de sus misiones.


A Ti, Señor, nuestro libertador te rogamos por la Iglesia, el Papa y los Obispos,
-Para que siempre su enseñanza se base en la libertad del hombre, en la solidaridad hacia los más débiles y en el amor que Tú proclamas.

Señor, tu que puedes calmar las penas y el sufrimiento, bendice con el calor de tu mano y abraza a los sufridos haitianos.
- Para que llegue hasta estos hermanos nuestros una inmensa solidaridad.

ORACIÓN FINAL: Manos Unidas

Que seamos, Señor, manos unidas
en oración y en el don.
Unidas a tus Manos en las del Padre,
unidas a las alas fecundas del Espíritu,
unidas a las manos de los pobres.

Manos del Evangelio,
sembradoras de Vida,
lámparas de Esperanza,
vuelos de Paz.


Unidas a tus Manos solidarias,
partiendo el Pan de todos.
Unidas a tus Manos traspasadas
en las cruces del mundo.

Unidas a tus Manos ya gloriosas de Pascua.
Manos abiertas, sin fronteras,
hasta donde haya manos.

Capaces de estrechar el Mundo entero,
fieles al Tercer Mundo,
siendo fieles al Reino.

Tensas en la pasión por la Justicia,
tiernas en el Amor.

Manos que dan lo que reciben,
en la gratuidad multiplicada,
siempre más manos,
siempre más unidas.



AVE MARÍA Y GLORIA

sábado, 16 de enero de 2010

Evangelio del Domingo 17 de Enero (Juan 2,1-11)

EVANGELIO: Juan 2,1-11

"En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: «No les queda vino.»
Jesús le contestó: «Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora.»
Su madre dijo a los sirvientes: «Haced lo que él diga.»
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dijo: «Llenad las tinajas de agua.»Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les mandó:«Sacad ahora y llevádselo al mayordomo.»
Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: «Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora.»
Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él.


Palabra del Señor.

Comentario al Evangelio.......


Caná estaba situada a poco más de una hora de camino de Nazaret. Allí se encontraba María. El interés que la Virgen muestra y su actividad en la boda señalan que no es una simple invitada. Es muy posible que los novios fueran parientes o al menos, amigos íntimos. San Juan la llama en el evangelio la madre de Jesús, nombre con que la veneraban los primeros cristianos.

No se nombra a San José, lo que nos hace suponer que ya había muerto.Era costumbre que las mujeres amigas de la familia preparasen todo lo necesario. Y la Virgen, mientras colaboraba en los preparativos, recordaría su propia boda hacía ya unos buenos años atrás. Llevaba meses sin ver a Jesús. Ahora lo encuentra allí, en Caná.

El Señor acababa de llegar de Judea con sus discípulos y María los conoció en la Boda. Es el primer encuentro de María con Juan, con Pedro. No sabemos que impresión les produjeron a la Virgen. Juan estaba muy lejos de saber que aquella mujer sería también, unos años más tarde, su Madre, y que Jesús le encargaría cuidar de ella.

Al final de la fiesta comenzó a faltar el vino. Esta bebida era uno de los ingredientes indispensables en el banquete de bodas. En las bodas judías una alegría desbordante. Los judíos, especialmente la gente sencilla, de ordinario no bebían vino, pero lo reservaban para las fiestas, sobre todo para las bodas.

La Virgen se dio cuenta enseguida de lo que pasaba. Los jarros ya no volvían llenos de la pequeña bodega. Pero estaba Jesús, su Hijo. Acababa de inaugurase públicamente la predicación y el ministerio del Mesías. Ella lo sabe mejor que nadie. Con motivo del problema de la falta del vino surge el diálogo que escuchamos en el evangelio de hoy, que está lleno de interés. La madre de Jesús le dijo: no tienen vino.

Pide, sin pedir. Expone una necesidad: no tienen vino. Jesús le respondió con unas palabras algo misteriosas: "Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía".

La llama Mujer, que encierra un gran respeto y cierta solemnidad y puede traducirse por Señora.

La volverá a emplear Jesús en la cruz. Y a continuación utiliza un giro idiomático que es preciso interpretar en su propio contexto. Por debajo de las palabras existe un lenguaje oculto, de mutuo entendimiento, entre María y su Hijo, que nosotros apenas podemos descubrir a través del texto.

Y a continuación añade Jesús: Mi hora no ha llegado todavía. Jesús quiere indicar que aún no había llegado el momento de manifestar su poder divino al mundo mediante los milagros.

María sabía, sin embargo, que, a pesar de todo, lo iba a mostrar; y de hecho lo muestra. Unos momentos antes no había llegado el momento, pero luego de la intervención de María, el momento llega...

En medio de una fiesta de Bodas, María pide a Jesús que haga un milagro de carácter casi familiar y doméstico. Y así llegó la hora. En Nazaret no habían abundado los milagros. Los días habían transcurrido llenos de normalidad; los parientes que habían vivido a su lado no tenían la menor idea del poder de Jesús y les costó mucho convencerse de que no era un hombre como todos.

En Nazaret, pocos creyeron en El. Ahora, la petición de su Madre, movida por el Espíritu Santo, pudo ser el comienzo de la hora de su Hijo. Ella nunca le había pedido nada extraordinario, por muy grande que fuera la necesidad: ni alimentos, ni ropa, ni salud. Si ahora se dirige a El debe ser porque se siente impulsada por el Espíritu Santo a hacerlo.María conocía bien el corazón de su Hijo.

Por eso, actuó como si hubiera accedido a su petición inmediatamente: "Hagan todo lo que Él les diga", les dice a los sirvientes. San Juan, testigo del milagro, escribe que había allí seis tinajas de piedra cada una con capacidad de dos o tres metretas. No eran vasijas para vino sino para agua, para las purificaciones.

La metreta correspondía a algo menos de 40 litros. Por lo tanto, cada uno de estos cántaros podrían contener entre 80 y 120 litros, y en total 480 a 720 litros entre las seis.

El evangelio tiene interés en señalar el número y la capacidad de las vasijas para poner de manifiesto la generosidad del Señor, como hará también cuando narre el milagro de la multiplicación de los panes, pues una de las señales de la llegada del Mesías era la abundancia de bienes.

Estas vasijas habían quedado en gran parte vacías, pues las abluciones lugar al comienzo de los banquetes. Jesús mandó que las llenaran.

Y San Juan nos dice que los sirvientes las llenaron hasta arriba. Jesús se dirigió a ellos y les dijo: "Saquen ahora, y lleven al encargado del banquete".Cuando el encargado probó el agua cambiada en vino y como ignoraba su origen, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo y le dijo: "Siempre se sirve primero el buen vino y cuando todos han bebido bien, se trae el de inferior calidad. Tú, en cambio, has guardado el buen vino hasta este momento".

Hubiera bastado un vino normal, o incluso peor al que se había ya servido, y muy probablemente hubiera sido suficiente una cantidad mucho menor. Pero el Señor siempre da con generosidad. Aquellos primeros discípulos, entre los que se encuentra San Juan, quedaron asombrados.

El milagro sirvió para que dieran un paso adelante en su fe, que recién comenzaba. Jesús los confirmó en su entrega, como hace siempre con los que le siguen."Hagan todo lo que Él les diga".

Estas son las últimas palabras de Nuestra Señora en el evangelio. No podían haber sido mejores. Después de contemplar este primer milagro de Jesús, pidamos a María que seamos siempre fieles en el cumplimiento del mensaje que ella nos deja: "Hagan todo lo que Él les diga".

Domingo II del Tiempo Ordinario

jueves, 14 de enero de 2010

Oración Comunitaria San García Abad, Viernes 15 de Enero


ALABANZAS AL SANTÍSIMO

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO


INTRODUCCIÓN

En el evangelio de este domingo, Juan nos relata como Jesús comenzó sus “signos” en la boda que se celebró en Caná de Galilea. Lo más importante para el evangelista no fue el hecho de que Jesús convirtiera el agua en vino, sino lo que Jesús quería dar a entender con este hecho.
Lo que Juan quiere resaltar en este “milagro” es que Jesús es el auténtico vino nuevo, el vino del Reino, el vino de la Nueva Alianza, en contraposición al vino antiguo de la Alianza Antigua. En este primer signo que Jesús hizo durante su ministerio público Jesús quiere dejar claro que él es el comienzo de un tiempo nuevo, de un tiempo que acaba de comenzar y que alcanzará su momento final cuando, en el calvario, sea derramada su sangre, sangre de una nueva y eterna Alianza

ORACIÓN-MEDITACIÓN
A un maestro de oración le preguntaron por qué necesitaba orar. El maestro respondió: "Para poder apreciar las cosas que sólo se ven con los ojos del corazón. Las estrellas no se ven durante el día, pero eso no significa que no existan. A Dios se llega cuando le preparamos el camino para que Él se manifieste. La realidad transparenta al Señor pero hay que estar despiertos y preparados para contemplar su presencia”.
Entra en la presencia del Señor, reaviva tu fe:
Tú, Jesús, eres nuestra luz. Tu luz nos hace ver la luz. Aunque caminemos por sendas oscuras, Tú vienes siempre con nosotros.

Venimos de los caminos con mucha sed. Estamos ante Ti como un cántaro vacío, abiertos a tu gracia. En medio de las cosas, sentimos dentro una extraña sed de Ti.

¿Qué somos si no te oímos el amor? ¿A dónde vamos si Tú no orientas nuestros pasos?

Muchos carismas, un solo Espíritu. Lo que de Ti hemos recibido lo damos gratis. Hacemos el camino juntos. En medio de la Iglesia. Atentos a las voces de los más pequeños. Acompañando, alentando, escuchando, amando juntos.

Te bendecimos, Padre. Tus manos de alfarero amasan nuestro barro. Tu confianza en nosotros nos llena de asombro. Con qué gozo preparas en nosotros cosas buenas para los más pobres.
Te damos gracias, Jesús. Eres todo para nosotros. Tu presencia ahuyenta los miedos. Día a día se agranda tu amor en nuestros corazones. Apuestas por nosotros para la hermosa aventura del Reino.
Te alabamos, Espíritu Santo. En la interioridad del mundo mantienes viva la fuente del amor. Sales a la vida embelleciéndolo todo, con dones creativos. Haces que voces diversas, carismas diversos, formen una sinfonía de alabanza y de servicio en medio de la Iglesia.

MONICIÓN AL EVANGELIO
Jesús de Nazaret inicia su misión en una boda, por indicación de su Madre, la Virgen María y convirtiendo considerables cantidades de agua en un vino excelente. No puede haber principio más bello y alegre. El episodio de las Bodas de Caná merece toda nuestra atención al escucharlo y reflexionar, después, en él por su significado y matices.

EVANGELIO: Juan 2,1-11
"En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: «No les queda vino.»
Jesús le contestó: «Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora.»
Su madre dijo a los sirvientes: «Haced lo que él diga.»
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dijo: «Llenad las tinajas de agua.»Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les mandó:«Sacad ahora y llevádselo al mayordomo.»
Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: «Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora.»
Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él.


Palabra del Señor.

¿En tu vida has sentido la manifestación de la Gloria de Dios en algún hecho o acontecimiento?. ¿Esto ha aumentado tu fe en Él? .

PRECES
Al caer la tarde tu Hijo nos ofreció su cuerpo como alimento de vida eterna,
- acepta nuestra oración vespertina y haz que no falten en tu Iglesia vocaciones religiosas al servicio de los más necesitados.

Padre de bondad, que aceptaste la ofrenda de tu Hijo,
- suscita en nuestras parroquias jóvenes dispuestos a dar su vida por ti en servicio a sus hermanos.

Te pedimos Señor por las familias cristianas,
- para que sean “Iglesia doméstica” donde puedan nacer futuras vocaciones para la Iglesia universal.

Te pedimos Señor por los Seminarios y Noviciados
- que los jóvenes que allí se preparan vivan su formación con gozo y generosidad.

Al llegar a su término esta jornada, haz que no decline en la Iglesia la esperanza de tu Reino,
- enriquécela con numerosas vocaciones a la vida consagrada.

Dios misericordioso, que hiciste de María un modelo de entrega a los hermanos,
- haz que los jóvenes vean en ella un modelo a imitar.

Oh Cristo, que con tu sacrificio redentor purificas y elevas el amor humano,
- haz que los hogares cristianos sean cantera de vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

Altísimo Señor, baja a escucharnos con la bondad que te distingue,
- Para que todos los sacerdotes y en especial nuestro párroco el padre Andrés y el padre Ángel sientan cercana en todo instante la especial protección de María Santísima particularmente en los instantes de sus desconsuelos y soledades en el ejercicio de sus misiones.

ORACIÓN FINAL: Una bendición


Te deseo, al comienzo de este año:
Que el Buen Dios te mire y te envuelva.
Que el Buen Dios te alegre el corazón.
Que el Buen Dios te llene de paz y de alegría.
Que el Buen Dios te dé sabiduría para entender la vida como entrega.
Que el buen Dios te dé novedad para hacer de cada día
algo nuevo, no una triste rutina.
Que el Buen Dios te llene de fuerza en los días grises y de cansancio.
Que el Buen Dios te dé tanto amor que no midas la entrega.
Que el Buen Dios te conceda
delicadeza para hacer del amor
«detalles de amor».
Que el Buen Dios te dé sensibilidad
para leer los susurros secretos del corazón.
Que el Buen Dios sea tu horizonte y tu fuente.
Te deseo: Que Dios Padre y Madre, recree cada día tu vida.
Que Dios Hijo, sane y cure las heridas que te encierran en ti mismo.
Que Dios Espíritu Santo, avive en ti todo lo que Jesús nos dijo y nos dejó
como signo de Vida Nueva.
Te deseo: Que todos estos deseos puedan ser una realidad
en la vida de cada día. Amén

AVE MARÍA. María de ti nace la vida, de ti nace el amor, de ti parte el camino que llega hasta el Señor.

martes, 12 de enero de 2010

Horario de Misas en Parroquias y templos no Parroquiales. Algeciras

A fin de mejorar el servicio de atención a los visitantes de nuestro Blog, informamos del horario de misas en Parroquias y templos no Parroquiales de nuestra ciudad.
Estos horarios son susceptibles de cambio. Por ello, se aconseja llamar a la Parroquia correspondiente para confirmar la hora.

Parroquias y templos no Parroquiales .


Capilla de Ntra. Sra. de Europa (Algeciras)
Domicilio.........: C/ José A. Primo de Rivera, 1-1ºA
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11201
Teléfonos.........: 956 652459
• 18:00 h. Domingos y Festivos
• 18:00 h. Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados
Iglesia de San Isidro (Padres Salesianos) (Algeciras)
• 10:30 h. Domingos y Festivos
• 19:30 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia de María Auxiliadora y San Isidro (Algeciras)
Domicilio.........: C/ Don Bosco, 27
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11203
Teléfonos.........: 956 664484/ 660500
Correo Electrónico: http://algeciras-direccion@salesianos-sevilla.com/
09:30 h. Domingos y Festivos
12:30 h. Domingos y Festivos
20:00 h. Domingos y Festivos
09:00 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados
20:00 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia de La Santísima Trinidad (Algeciras)
Domicilio.........: Barriada San José Artesano, s/n
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11205
Teléfonos.........: 956 630681
Correo Electrónico: http://algeciras@trinitarios.net/
De Septiembre a Junio
• 11:30 h. Domingos y Festivos
• 13:00 h. Domingos y Festivos
• 19:30 h. Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados
Parroquia de María Auxiliadora y San Isidro (Algeciras)
• 09:30 h. Domingos y Festivos
• 12:30 h. Domingos y Festivos
• 20:00 h. Domingos y Festivos
• 09:00 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados
• 20:00 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia de Nuestra Señora de la Luz (Algeciras)
Domicilio.........: Plaza de San Isidro
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11201
• 18:00 h. Sábados

Parroquia de Nuestra Señora de la Palma (Algeciras)
Domicilio.........: C/ Ventura Morón, 2
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11201
Teléfonos.........: 956 663700
Fax...............: 956 663700
Correo Electrónico: http://parroquiapalma@terra.es/
• 10:00 h. Domingos y Festivos
• 12:00 h. Domingos y Festivos
• 13:00 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Domingos y Festivos
• 09:30 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves y Viernes
• 19:00 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves y Viernes
• 09:30 h. Sábados y Vísperas
• 13:00 h. Sábados y Vísperas
• 19:00 h. Sábados y Vísperas

Parroquia de Nuestra Señora de los Milagros (Algeciras)
• 11:00 h. Domingos y Festivos
• 12:00 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia de Nuestra Señora del Carmen (Algeciras)
Domicilio.........: C/ Patriarca Pérez Rodríguez, 44
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11203
Teléfonos.........: 956 665832
Fax...............: 956 665832
Correo Electrónico:
http://parroquiadelcarmenalgeciras@gmail.com/
de Septiembre a Abril
• 10:30 h. Domingos y Festivos
• 12:30 h. Domingos y Festivos
• 19:30 h. Domingos y Festivos
• 19:30 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia de San Agustín (Algeciras)
Domicilio.........: Barriada Los Pastores, s/n
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11206
Teléfonos.........: 956 605128
Fax...............: 956 605128
• 11:00 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Martes, Jueves y Viernes
• 20:00 h. Sábados y Vísperas

Parroquia de San Antonio de Padua (Algeciras)
• 10:00 h. Domingos y Festivos
• 12:00 h. Domingos y Festivos
• 19:30 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia de San García Abad (Algeciras)


. 11:00 h. Domingos y Festivos
• 12:30 h. Domingos y Festivos
• 20:00 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Martes, Miércoles, Jueves y Viernes
• 20:00 h. Sábados y Vísperas

Parroquia de San José (Algeciras)
Domicilio.........: C/ Palmito, 6 Bajo A (Las Colinas)
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11204
Teléfonos.........: 956 665793
• 11:00 h. Domingos
• 19:00 h. Martes, Miércoles, Jueves y Viernes
• 12:00 h. Sábados
• 20:00 h. Sábados

Parroquia de San Miguel Arcángel (Algeciras)
Domicilio.........: Barriada La Granja, s/n
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11205
Teléfonos.........: 956 660671
Octubre a Mayo
• 12:00 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia de San Pedro y San Francisco Javier (Algeciras)
Domicilio.........: c/ Gral. Marina (Bda. de Pescadores)
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11207
Teléfonos.........: 956 602130

• 10:30 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia de Santa María del Saladillo (Algeciras)
Domicilio.........: C/ Federico García Lorca, s/n
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11207
Teléfonos.........: 956 603211
De 1 de octubre a 30 de abril
• 11:00 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Martes, Miércoles, Jueves y Viernes
• 20:00 h. Sábados y Vísperas

Parroquia de Santa María Micaela (Algeciras)
Domicilio.........: C/ Lugo, 51
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11203
Teléfonos.........: 956 633935
Fax...............: 956 633178

Segunda semana Octubre hasta la primera de Pascua
• 09:00 h. Domingos y Festivos
• 11:30 h. Domingos y Festivos
• 19:30 h. Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados

Parroquia del Espíritu Santo (Algeciras)
Domicilio.........: C/ Espíritu Santo, 50
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11206
Teléfonos.........: 956 601223
Octubre a mayo
• 11:30 h. Domingos y Festivos
• 19:00 h. Lunes, Miércoles y Viernes
• 19:00 h. Sábados

Parroquia del Santísimo Corpus Christi (Algeciras)
Domicilio.........: C/ Jacinto Benavente, s/n
Población.........: Algeciras
C. Postal.........: 11204
Teléfonos.........: 956 660075
Fax...............: 956 660075
Correo Electrónico:
http://corpuschristialgeciras@ono.com/

Octubre a Mayo
• 11:00 h. Domingos y Festivos
• 12:30 h. Domingos y Festivos
• 20:00 h. Lunes, Martes, Jueves y Viernes
• 13:00 h. Sábados y Vísperas
• 20:00 h. Sábados y Vísperas

Fuente:
Obispado Diócesis Cádiz y Ceuta

lunes, 11 de enero de 2010

Primer Aniversario del Movimiento Familiar Cristiano en San García!!!


“El Movimiento Familiar Cristiano, cuyas siglas son MFC, es un movimiento apostólico de la Iglésia Católica, de carácter seglar y eminentemente familiar. Los fines propios del MFC son potenciar y ayudar la vocación humana y cristiana de sus miembros para que sean testigos de la fe y de los valores básicos de la familia”. ( Artículo 1º del Ideario y Estatutos del MFC.)

Como podemos comprobar en el contenido del artículo 1º del Ideario Y Estatutos de MFC, este movimiento que en estos días cumple su primer aniversario en nuestra Parroquia,y que lo forman un grupo de matrimonios de nuestro barrio, les une la misión principal de ayudar y potenciar a través de la familia la palabra y obra de Dios.

Este pasado Sábado, Rosa y Antonio, presidentes del Movimiento Familiar Cristiano en la Diócesis de Cádiz y Ceuta, como lo han venido haciendo periódicamente durante este año pasado, han venido a nuestra Parroquia para que junto a nuestro párroco, Andrés Drouet, y los matrimonios que forman el MFC de San García Abad, celebrar el 1º Aniversario de su constitución, en este barrio de nuestra ciudad.

La Jornada ha sido muy gratificante, aunque hubo algunas ausencias justificadas por viajes al extranjero o enfermedad, también, acudieron Luis y Rosario, que se sumaron a nuestro grupo.


El acto, comenzó con una oración de todos los componentes del grupo en el Templo, para posteriormente acudir al Salón preparado para la reunión extraordinaria, que por motivos del 1º aniversario se había designado para este día, en la última reunión del año 2009, a primero de Diciembre.

Una vez en el Salón de actos, continuó con la entrega de documentación y folletos informativos del MFC . También, durante el acto que presentaron Antonio y Rosa, se proyectaron en una pantalla distintos temas que una vez expuestos, se debatieron entre los presentes. Por ejemplo:

. ¿Qué es el MFC?
. Su organización.
. Su espiritualidad.
. El compromiso
.
El debate, fue muy distendido y a la vez, muy participativo. Todos los presentes dieron sus opiniones sobre cada uno de los puntos que se exponían. No cabe la menor duda que, ha sido una reunión y debate interesantes, donde cada pareja y por ende, casa componente de la misma, han expresado sus puntos de vista y grado de compromiso con la familia y la comunidad parroquial.
Antes de finalizar la reunión, se decidió fecha para la siguiente, quedando para el próximo sábado día 23 de Enero a 20:00, comenzando en la Eucaristía de la parroquia y continuando comentando y debatiendo nuevos temas de interés familiar y social,en Salón Parroquial.


Una breve historia del MFC:

El Movimiento Familiar Cristiano nace en Argentina el 25 de noviembre de 1948, pero no se desarrolló. En 1952 renace en Uruguay, como un movimiento de laicos, dirigidos por el Padre Pedro Richard (de origen irlandés, nacido en Argentina), para promover el apostolado familiar, la espiritualidad conyugal, los valores de la mujer, la preparación al matrimonio y para defender a la familia de los diferentes ataques externos, haciéndola más integrada y feliz.

En 1952, El Papa Pio XII, pide “ la renovación de la humanidad desde la familia”, proliferando grupos de matrimonios en América.

En 1957, se lleva a cabo el II Congreso de Apostolado Seglar en Roma, y el primer contacto del Movimiento Familiar Cristiano(MFC) americano con grupos españoles y así, comienzan a federarse en España algunos grupos.

En 1968, se celebra la Primera Asamblea Constituyente en España del MFC (Majadahonda, 24 y 25 de febrero). La Jerarquía lo aprueba ese mismo año con carácter general.
En 1974, se aprueban los Primeros Estatutos, en 1986, se aprueban los Estatutos vigentes en la actualidad.
En 1989, se constituye, la Confederación Internacional de Movimientos Familiares Cristianos (CIMFC), status consultivo de la ONU, con representantes en las sedes de Nueva York, Ginebra y Roma.
En 1989, el Pontificio Consejo para los Laicos aprueba la CIMFC como Asociación Internacional de fieles.

Movimiento de Iglesia, para la Iglesia y con la Iglesia”.

Como movimiento que es, el Movimiento Familiar Cristiano (MFC) se seguirá actualizando a través de su historia para ser fiel a las necesidades de la familia y de la Iglesia. El MFC sigue siendo un Movimiento que ayuda a la Pastoral Familiar y por su estructura ha creado una conciencia de fraternidad y solidaridad que traspasa fronteras. Además, busca la integración familiar, la preparación al matrimonio, la promoción del laico, el compromiso social y cristiano, la apertura a todo tipo de familia y quiere que ésta se encuentre con otras familias para dar su respuesta de fe, sabiendo que para esto es indispensable tener una comunidad centrada en Cristo Jesús.

domingo, 10 de enero de 2010

Evangelio del Domingo (Lc 3, 15-16.21-22)

Del santo evangelio según san Lucas (Lc 3, 15-16.21-22)


En aquel tiempo, Juan predicaba diciendo:
- Detrás de mí viene la persona que tiene más poder que yo, y yo no
merezco ni agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado
con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.
Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo
bautizara en el Jordán. Cuando Jesús salió del agua, vio abrirse el cielo y
al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo que
decía:
- Tú eres mi Hijo amado, mi preferido.
Es palabra de Dios.


Comentario.......

Hoy celebramos una nueva epifanía: la manifestación del Mesías en su bautismo. Jesús va a comenzar su vida pública, proclamando, con palabras y obras, la Buena Nueva. Por eso, hoy el Padre nos lo presenta, solemnemente.
En un clima de oración y de solidaridad, Jesús entra en el río Jordán, asumiendo toda la realidad humana y cargando con el pecado del mundo, para ser bautizado por Juan. El Espíritu penetra hasta lo más íntimo de su ser y cambia su vida. Se siente ungido y enviado. Y deja su familia para evangelizar a los pobres, curar a los enfermos, liberar a los cautivos, perdonar los pecados y predicar el Reino de Dios. Lo hará como Hijo y como siervo de la humanidad.

Pero este Hijo tiene un estilo propio de actuar: el miedo, que nos separa, se hará amor, que une los corazones. Elegirá servir a dominar, darse a recibir, ser a tener y aparentar, curar a herir, perdonar a castigar, ofrecer a imponer. Y que nadie se confunda. Oigamos al cielo: “Tú eres mi Hijo, el amado, mi predilecto”. No es un soñador. Es el Hijo, la Palabra definitiva de Dios. Dirán de él que nadie habló con tanta autoridad. Ni las amenazas de los poderosos, ni los sofismas de los letrados lo alejarán del proyecto del Padre. Será libre, por ser pobre y, al ser libre, libertador.

Santo, como el Padre, fiel, misericordioso, “pasará por el mundo haciendo el bien”. Es nuestro hermano, sí, pero también nuestro Señor, la gran oportunidad para que nadie se pierda y todos se salven.
En el bautismo fuimos incorporados a Cristo, como los sarmientos a la vid, y ungidos con el crisma de la salvación para ser sacerdotes de un culto nuevo: la entrega gratuita a los demás; profetas de la esperanza, que anuncian el reino y denuncian cuanto lo impide; y reyes, señores de la libertad para amar y servir. Con el Espíritu recibido, podemos “sentir” al Padre: “tú eres mi hijo”. La Eucaristía es el culmen de la unción bautismal. Nos hace cuerpo de Cristo y nos compromete a vivir el amor de hijos y el servicio de hermanos.

Que venga a nosotros el reino ¡Sed felices! Oremos para ser libres y felices. Esto no es egoísmo fratricida sino fraterna autoestima: “Amarás a tu prójimo, como a ti mismo”. Que nos apasione, como a Jesús, el reino de Dios y su justicia, la vida abundante y feliz para todos (Jn 10,10). Si no eres feliz, amargarás la vida a tu barrio. Alguien, sin corazón ni entusiasmo para vivir, acabó con seis millones de semejantes. Dios te manda flores cada primavera y un luminoso amanecer, con la sinfonía de los pájaros, cada mañana.
Quiere vivir en tu corazón.
¡Está loco por ti!
¿Y tú?
Hasta siempre, amigos.
Un abrazo.

P. Antonio Ariza , sacerdote.

martes, 5 de enero de 2010

La Epifanía, esperanza contra toda esperanza!!!!

"La Epifanía sigue siendo el milagro de los que esperan contra toda esperanza, creen contra toda contradicción y aman en toda adversidad, demostrándose “cómo los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo y partícipes de la promesa de Jesucristo.”

Epifanía significa "manifestación". Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Su Epifanía ante los Reyes Magos (Mt 2, 1-12)

Su Epifanía a San Juan Bautista en el Jordán

Su Epifanía a sus discípulos y comienzo de Su vida pública con el milagro en Caná.

La Epifanía que más celebramos en la Navidad es la primera.

La fiesta de la Epifanía tiene su origen en la Iglesia de Oriente. A diferencia de Europa, el 6 de enero tanto en Egipto como en Arabia se celebraba el solsticio, festejando al sol victorioso con evocaciones míticas muy antiguas. Epifanio explica que los paganos celebraban el solsticio invernal y el aumento de la luz a los trece días de haberse dado este cambio; nos dice además que los paganos hacían una fiesta significativa y suntuosa en el templo de Coré. Cosme de Jerusalén cuenta que los paganos celebraban una fiesta mucho antes que los cristianos con ritos nocturnos en los que gritaban: "la virgen ha dado a luz, la luz crece".

Entre los años 120 y 140 AD los gnósticos trataron de cristianizar estos festejos celebrando el bautismo de Jesús. Siguiendo la creencia gnóstica, los cristianos de Basílides celebraban la Encarnación del Verbo en la humanidad de Jesús cuando fue bautizado. Epifanio trata de darles un sentido cristiano al decir que Cristo demuestra así ser la verdadera luz y los cristianos celebran su nacimiento.

Hasta el siglo IV la Iglesia comenzó a celebrar en este día la Epifanía del Señor. Al igual que la fiesta de Navidad en occidente, la Epifanía nace contemporáneamente en Oriente como respuesta de la Iglesia a la celebración solar pagana que tratan de sustituir. Así se explica que la Epifanía se llama en oriente: Hagia phota, es decir, la santa luz.

Esta fiesta nacida en Oriente ya se celebraba en la Galia a mediados del s IV donde se encuentran vestigios de haber sido una gran fiesta para el año 361 AD. La celebración de esta fiesta es ligeramente posterior a la de Navidad.

Los Reyes Magos

Mientras en Oriente la Epifanía es la fiesta de la Encarnación, en Occidente se celebra con esta fiesta la revelación de Jesús al mundo pagano, la verdadera Epifanía. La celebración gira en torno a la adoración a la que fue sujeto el Niño Jesús por parte de los tres Reyes Magos (Mt 2 1-12) como símbolo del reconocimiento del mundo pagano de que Cristo es el salvador de toda la humanidad.

De acuerdo a la tradición de la Iglesia del siglo I, se relaciona a estos magos como hombres poderosos y sabios, posiblemente reyes de naciones al oriente del Mediterráneo, hombres que por su cultura y espiritualidad cultivaban su conocimiento de hombre y de la naturaleza esforzándose especialmente por mantener un contacto con Dios. Del pasaje bíblico sabemos que son magos, que vinieron de Oriente y que como regalo trajeron incienso, oro y mirra; de la tradición de los primeros siglos se nos dice que fueron tres reyes sabios: Melchor, Gaspar y Baltazar. Hasta el año de 474 AD sus restos estuvieron en Constantinopla, la capital cristiana más importante en Oriente; luego fueron trasladados a la catedral de Milán (Italia) y en 1164 fueron trasladados a la ciudad de Colonia (Alemania), donde permanecen hasta nuestros días.

El hacer regalos a los niños el día 6 de enero corresponde a la conmemoración de la generosidad que estos magos tuvieron al adorar al Niño Jesús y hacerle regalos tomando en cuenta que "lo que hiciereis con uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis" (Mt. 25, 40); a los niños haciéndoles vivir hermosa y delicadamente la fantasía del acontecimiento y a los mayores como muestra de amor y fe a Cristo recién nacido.

La Epifanía es una de las fiestas litúrgicas más antiguas, más aún que la misma Navidad. Comenzó a celebrarse en Oriente en el siglo III y en Occidente se la adoptó en el curso del IV. Epifanía, voz griega que a veces se ha usado como nombre de persona, significa "manifestación", pues el Señor se reveló a los paganos en la persona de los magos.

Como decíamos antes, tres misterios se han solido celebrar en esta sola fiesta, por ser tradición antiquísima que sucedieron en una misma fecha aunque no en un mismo año; estos acontecimientos salvíficos son la adoración de los magos, el bautismo de Cristo por Juan y el primer milagro que Jesucristo, por intercesión de su madre, realizó en las bodas de Caná y que, como lo señala el evangelista Juan, fue motivo de que los discípulos creyeran en su Maestro como Dios.

Para los occidentales, que, como queda dicho más arriba, aceptaron la fiesta alrededor del año 400, la Epifanía es popularmente el día de los reyes magos. En la antífona de entrada de la misa correspondiente a esta solemnidad se canta: "Ya viene el Señor del universo. en sus manos está la realeza, el poder y el imperio". El verdadero rey que debemos contemplar en esta festividad es el pequeño Jesús. Las oraciones litúrgicas se refieren a la estrella que condujo a los magos junto al Niño Divino, al que buscaban para adorarlo.
Precisamente en esta adoración han visto los santos padres la aceptación de la divinidad de Jesucristo por parte de los pueblos paganos. Los magos supieron utilizar sus conocimientos-en su caso, la astronomía de su tiempo- para descubrir al Salvador, prometido por medio de Israel, a todos los hombres.

El sagrado misterio de la Epifanía está referido en el evangelio de san Mateo. Al llegar los magos a Jerusalén, éstos preguntaron en la corte el paradero del "Rey de los judíos". Los maestros de la ley supieron informarles que el Mesías del Señor debía nacer en Belén, la pequeña ciudad natal de David; sin embargo fueron incapaces de ir a adorarlo junto con los extranjeros. Los magos, llegados al lugar donde estaban el niño con María su madre, ofrecieron oro, incienso y mirra, sustancias preciosas en las que la tradición ha querido ver el reconocimiento implícito de la realeza mesiánica de Cristo (oro), de su divinidad (incienso) y de su humanidad (mirra).

A Melchor, Gaspar y Baltasar -nombres que les ha atribuido la leyenda, considerándolos tres por ser triple el don presentado, según el texto evangélico -puede llamárselos adecuadamente peregrinos de la estrella. Los orientales llamaban magos a sus doctores; en lengua persa, mago significa "sacerdote". La tradición, más tarde, ha dado a estos personajes el título de reyes, como buscando destacar más aún la solemnidad del episodio que, en sí mismo, es humilde y sencillo. Esta atribución de realeza a los visitantes ha sido apoyada ocasionalmente en numerosos pasajes de la Escritura que describen el homenaje que el Mesías de Israel recibe por parte de los reyes extranjeros.

La Epifanía, como lo expresa la liturgia, anticipa nuestra participación en la gloria de la inmortalidad de Cristo manifestada en una naturaleza mortal como la nuestra. Es, pues, una fiesta de esperanza que prolonga la luz de Navidad.

Esta solemnidad debería ser muy especialmente observada por los pueblos que, como el nuestro, no pertenecen a Israel según la sangre. En los tiempos antiguos, sólo los profetas, inspirados por Dios mismo, llegaron a vislumbrar el estupendo designio del Señor: salvar a la humanidad entera, y no exclusivamente al pueblo elegido.

Con conciencia siempre creciente de la misericordia del Señor, construyamos desde hoy nuestra espiritualidad personal y comunitaria en la tolerancia y la comprensión de los que son distintos en su conducta religiosa, o proceden de pueblos y culturas diferentes a los nuestros.

Sólo Dios salva: las actitudes y los valores humanos, la raza, la lengua, las costumbres, participan de este don redentor si se adecuan a la voluntad redentora de Dios, "nunca" por méritos propios. Las diversas culturas están llamadas a encarnar el evangelio de Cristo, según su genio propio, no a sustituirlo, pues es único, original y eterno.

Felices Reyes!!!

domingo, 3 de enero de 2010

El Evangelio del Domingo, 2º Domingo después de Navidad(San Juan 1,1-18)

Lectura del santo evangelio según san Juan (1,1-18):

En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.
La Palabra en el principio estaba junto a Dios.
Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho.
En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan:
éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe.
No era él la luz, sino testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre.
Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció.
Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.
Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre.
Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios.
Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria:
gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él y grita diciendo:
«Este es de quien dije: “El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo.”»
Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia.
Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
A Dios nadie lo ha visto jamás:
Dios Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado ha conocer.

.
Palabra del Señor

viernes, 1 de enero de 2010

Feliz año Nuevo!...... Año Santo Compostelano !!!!




«Tiempo especial de gracia y de perdón», el Año Santo Compostelano 2010 es oportunidad para que los creyentes reflexionen sobre su vocación a la santidad; «pero también los que no tienen fe, o tal vez la han dejado marchitar, tendrán una ocasión singular para recibir el don de “Aquel que ilumina a todos los hombres para que puedan tener finalmente vida”», dice Benedicto XVI.

Mensaje del Papa con motivo del Año Santo Compostelano


A Mons. Julián Barrio
Arzobispo de Santiago de Compostela
1. Con ocasión de la apertura de la Puerta Santa, que da comienzo al Jubileo Compostelano de 2010, hago llegar un cordial saludo a Vuestra Excelencia y a los participantes en esa significativa ceremonia, así como a los pastores y fieles de esa Iglesia particular, que por su vinculación inmemorial con el Apóstol Santiago hunde sus raíces en el Evangelio de Cristo, ofreciendo este tesoro espiritual a sus hijos y a los peregrinos de Galicia, de otras partes de España, de Europa y de los más lejanos rincones del mundo.
Con este acto solemne se abre un tiempo especial de gracia y de perdón, de la “gran perdonanza”, como dice la tradición. Una oportunidad particular para que los creyentes recapaciten sobre su genuina vocación a la santidad de vida, se impregnen de la Palabra de Dios, que ilumina e interpela, reconozcan a Cristo, que sale a su encuentro, les acompaña en las vicisitudes de su caminar por el mundo y se entrega a ellos personalmente, sobre todo en la Eucaristía. Pero también los que no tienen fe, o tal vez la han dejado marchitar, tendrán una ocasión singular para recibir el donde “Aquel que ilumina a todos los hombres para que puedan tener finalmente vida” (Lumen gentium, 16).
2. Santiago de Compostela se distingue desde tiempos remotos por ser meta eminente de peregrinos, cuyos pasos han marcado un Camino que lleva el nombre del Apóstol, hasta cuyo sepulcro acuden gentes especialmente de las más diversas regiones de Europa para renovar y fortalecer su fe. Un Camino sembrado de tantas muestras de fervor, penitencia, hospitalidad, arte y cultura, que nos habla elocuentemente de las raíces espirituales del Viejo Continente.


El lema de este nuevo Año Jubilar Compostelano, “Peregrinando hacia la luz”, así como la carta pastoral para esta ocasión, “Peregrinos de la fe y testigos de Cristo resucitado”, siguen fielmente esta tradición y la reproponen como una llamada evangelizadora a los hombres y mujeres de hoy, recordando el carácter esencialmente peregrino de la Iglesia y del ser cristiano en este mundo (cf. Lumen gentium, 6.48-50). En el Camino se contemplan nuevos horizontes que hacen recapacitar sobre las angosturas de la propia existencia y la inmensidad que el ser humano tiene dentro y fuera de sí, preparándole para ir en busca de lo que realmente su corazón anhela. Abierto a la sorpresa y la trascendencia, el peregrino se deja instruir por la Palabra de Dios, y de este modo va decantando su fe de adherencias y miedo infundados. Así hizo el Señor resucitado con los discípulos que, aturdidos y desalentados, iban de camino hacia Emaús. Cuando a la palabra se añadió el gesto de partir el pan, a los discípulos “se les abrieron los ojos” (cf. Lc 24, 31) y reconocieron al que creían sumido en la muerte. Entonces se encuentran personalmente con Cristo, que vive para siempre y forma parte de sus vidas. En ese momento, su primer y más ardiente deseo es anunciar y atestiguar lo ocurrido ante los demás (cf. Lc 24, 35)

Pido fervientemente al Señor que acompañe a los peregrinos, que se dé a conocer y entre en sus corazones, “para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10). Ésta es la verdadera meta, la gracia, que el mero recorrido material del Camino no puede alcanzar por sí solo, y que lleva al peregrino a convertirse en testigo ante los demás de que Cristo vive y es nuestra esperanza imperecedera de salvación. En esa Archidiócesis, junto a otras muchas organizaciones eclesiales, se han puesto en marcha múltiples iniciativas pastorales para ayudar a lograr este fin esencial de la peregrinación a Santiago de Compostela, de carácter espiritual, aunque en ciertos casos se tienda a ignorarlo o desvirtuarlo.
3. En este Año Santo, en sintonía con el Año Sacerdotal, un papel decisivo corresponde a los presbíteros, cuyo espíritu de acogida y entrega a los fieles y peregrinos ha de ser particularmente generoso. Peregrinos también ellos, están llamados a servir a sus hermanos ofreciéndoles la vida de Dios, como hombres de la Palabra divina y de lo sagrado (cf. Al retiro sacerdotal internacional en Ars, 28 septiembre 2009). Aliento, pues, a los sacerdotes de esa Archidiócesis, así como a los que se sumen a ellos durante este Jubileo y a los de las diócesis por donde pasa el Camino, a prodigarse en la administración de los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía, pues lo más buscado, lo más preciado y característico del Año Santo es el Perdón y el encuentro con Cristo vivo.
4.En esta circunstancia, expreso mi especial cercanía a los peregrinos que llegan y seguirán llegando a Santiago. Les invito a que hagan acopio de las sugestivas experiencias de fe, caridad y fraternidad que encuentren en su andadura, a que vivan el Camino sobre todo interiormente, dejándose interpelar por la llamada que el Señor hace a cada uno de ellos. Así podrán decir con gozo y firmeza en el Pórtico de la Gloria: “Creo”. Les ruego también que en su oración cadenciosa no olviden a los que no pudieron acompañarles, a sus familias y amigos, a los enfermos y necesitados, a los emigrantes, a los frágiles y al Pueblo de Dios con sus Pastores.


5. Agradezco cordialmente a la Archidiócesis de Santiago, así como a las Autoridades y otros colaboradores, sus esfuerzos en la preparación de este Jubileo Compostelano, como también a los voluntarios y a cuantos están dispuestos a contribuir a su buen desarrollo. Confío los frutos espirituales y pastorales de este Año Santo a nuestra Madre del cielo, la Virgen Peregrina, y al Apóstol Santiago, el “amigo del Señor”, a la vez que imparto a todos con afecto la Bendición Apóstolica.
Vaticano, 19 de diciembre de 2009
Benedicto XVI


Apertura de la Puerta Santa y Homilia del Arzobispo de Santiago.

La apertura de la Puerta Santa, que se llevó a cabo en la tarde de ayer, ha marcado el comienzo del Año Santo Compostelano en el que los peregrinos que se dirijan a Santiago podrán entrar en la Catedral por este acceso. El arzobispo de la ciudad, Julian Barrio, fue el encargado de golpear tres veces con un mazo de plata el muro de piedra colocado para la ocasión. Hace cuatro años que se cerró esta puerta por la que se espera que pasarán miles de peregrinos durante todo este año. En el momento de la apertura de la puerta, las 1.000 campanas de la ciudad repicaron a la vez para celebrar uno de los acontecimientos más importantes en la vida de Santiago, y es que el Xacobeo se ha convertido en una cita obligada para muchos.

A continuación y con motivo de la inauguración del Año Santo Compostelano, facilitamos el texto íntegro de la homilía de Mons. Julián Barrio en la apertura de la puerta santa de la catedral de Santiago de Compostela........

“Vendrán de todos los pueblos, proclamando las alabanzas del Señor” (Ps 86,9). Junto a la tumba del Apóstol Santiago esta tarde confesamos nuestra fe en Jesucristo, sabiendo que la misión encomendada y la llamada a beber el cáliz del Señor están inseparablemente unidas, como lo vivió el Apóstol. “No tenemos poder alguno contra la verdad, sólo a favor de la verdad” (2Cor 13,8), para ser así servidores de la fe.

Saludo con afecto al Sr. Delegado Regio, al Señor Alcalde, a las autoridades y representaciones. Saludo también en la caridad pastoral al Sr. Nuncio de Su Santidad, a los Sres. Obispos, a los miembros del Cabildo, a los sacerdotes, miembros de vida consagrada, seminaristas y laicos. Saludo a los peregrinos y a cuantos, a través de la radio y de la televisión, se unen a nosotros para participar en este acontecimiento de trascendente significado espiritual e histórico. Aquí, en el año 1122, se celebró el primer Año Santo de la historia eclesial. Nuestra Diócesis es consciente de este don que la providencia de Dios le ha confiado.

Encuentro con Cristo

Acabamos de abrir la Puerta Santa y entrar por ella con profundo gozo espiritual, comenzando así el Año Santo, Año de gracia del Señor, que nos llama a revitalizar nuestra vida cristiana, suscitando una fuerza de salvación para la nueva humanidad que espera verse liberada de la esclavitud del pecado “para alcanzar la libertad y la gloria de los hijos de Dios” (Rom 8,21). También hoy el Señor nos dice: “El Espíritu está sobre mí porque me ha ungido para proclamar un año de gracia del Señor”.

En nuestra condición de hijos de la Iglesia peregrinante vamos al encuentro con Cristo, el hombre nuevo, en el que irradia la verdadera luz para el misterio del ser humano. En Él, el hombre nuevo, encuentra su verdadera luz el misterio del ser humano. Sólo Él, presente en nuestras alegrías y temores, dudas y esperanzas, tiene palabras de vida eterna y es la verdadera Puerta, simbolizada en ésta por la que hemos pasado. Es Él quien entra por ella con la bondad y misericordia divinas para llevarnos a Dios Padre que nos ha mostrado su amor cuando todavía éramos pecadores.

Esta benevolencia de Dios nos pide vivir nuestra condición de peregrinos con la paciencia de la esperanza y con la fortaleza de la gracia en la que hemos sido salvados (Rom 8,24), iluminando con la verdad del Evangelio la visión de un mundo reconciliado y renovado en Jesucristo, nuestro Salvador. Peregrinos hacia la luz, hemos de valorar nuestra vida interior, yunque en que Dios labra la identidad cristiana y la autenticidad. “El drama de la cultura actual es la falta de interioridad, la ausencia de contemplación. Sin interioridad la cultura carece de entrañas y el hombre moderno pone en peligro su misma integridad”. Frente a la cultura del gran vacío que despersonaliza, se nos llama a afirmar la presencia de Dios que siempre humaniza y a reconocer a Cristo, quien peregrina a nuestro lado como lo hizo con los discípulos de Emaús.


JUAN PABLO II, Alocución en Cuatro Vientos a los jóvenes, 3 de mayo de 2003

Con el Apóstol contemplamos el rostro misericordioso de Cristo que resucita a la hija de Jairo, el rostro transfigurado que nos revela la gloria del Padre, el rostro doliente en el huerto de los Olivos que se hace rostro de pecado para devolver al hombre su condición nueva y el rostro del Resucitado quien en medio de la lucha ciertamente dramática entre el bien y el mal, entre la luz y la tinieblas, entre la vida y la muerte, fortalece nuestra esperanza por el poder y la gracia de Dios “que da vida a los muertos y llama a la existencia a lo que no existe” (Rom 4,17).
Testigos de la novedad de vida de Cristo

Cristo es la novedad de la Iglesia, es nuestra novedad que nos compromete a mirar el rostro de las personas no para considerarlas como material de descarte, sino para hacer propio el drama de muchas de ellas, sabiendo que con Dios podemos construir una sociedad para todos y que sin Dios todo se convierte en objeto de compraventa. En este Santuario del Apóstol nos espera la misericordia de Dios que ha venido a buscar a todos, a los justos y a los pecadores. Es el misterio permanente de la historia humana que, hasta el día de la plena revelación de la gloria de los hijos de Dios, seguirá perturbada por el pecado. “La Iglesia, persiguiendo la finalidad salvífica que es propia de ella, no sólo comunica al hombre la participación en la vida divina, sino que también difunde, de alguna manera, sobre el mundo entero la luz que irradia esta vida divina, principalmente sanando y elevando la dignidad de la persona humana, afianzando la cohesión de la sociedad y procurando a la actividad cotidiana del hombre un sentido más profundo, al impregnarla de una significación más elevada. Así la Iglesia, por cada uno de sus miembros y por toda su comunidad, cree poder contribuir ampliamente a humanizar cada vez más la familia humana y toda su historia” (GS 40).


Fortalecer la esperanza

Amados hermanos y hermanas, volvamos nuestra mirada a Dios. El Año santo nos invita a despertar nuestra religiosidad para reconocer los dones de Dios y desplegar el gozo de ser semillas de una nueva creación, siendo signo de esperanza en la sociedad actual y respondiendo a nuestra vocación de eternidad y a la llamada irrenunciable a la santidad para no frustrar la gracia de la salvación en nuestras vidas.

Es urgente iluminar con la luz de la fe las cuestiones que conciernen al presente y al futuro de la sociedad, mantenerse vigilantes frente a los ídolos que nos llevan al desaliento y a la muerte, manifestar un amor activo y concreto con cada ser humano, y fortalecer la esperanza cristiana que en el día a día ayuda a superar la preocupación angustiosa por el presente, y el escepticismo que nos dificulta el ejercicio de la caridad. En medio del proceso de descristianización, el Año Santo no es una huida espiritualista ni un discurso religioso vacío sino un compromiso para acoger la gracia de Dios, construir la civilización del amor y discernir cristianamente la realidad cuando se han visto radicalmente sacudidas las certezas fundamentales que conforman la vida de los seres humanos. El Año Santo Compostelano es faro de luz y fuente de gracia para el hombre actual sumergido en una profunda crisis moral, cultural y social.

Exhortación final

Os animo a cultivar los lazos personales y sociales, revalorizando la amistad y la solidaridad, la justicia y la misericordia; la audacia y la creatividad. Las nuevas realidades exigen nuevas respuestas con un espíritu abierto y discernimiento constructivo, sin dar la espalda a los desafíos del tiempo presente. Os invito a ser testigos de la alegría y de la gratuidad en medio de la tiranía del utilitarismo, y de la amargura, reconociendo en el día a día los dones de Dios en actitud de adoración y de gratitud.

Pido al Señor que se logran los frutos de evangelización y paz espiritual que buscan los peregrinos, desde su pluralidad de vivencias existenciales y creyentes. Estén en cada uno de nosotros los sentimientos y el espíritu de María para glorificar al Señor. El “os bendiga, y os proteja, haga brillar sobre vosotros su rostro y os conceda su favor; el Señor se fije en vosotros y os conceda la paz”. Muchas gracias al Santo Padre por su mensaje y por sus benevolentes atenciones con esta Iglesia de Santiago de Compostela. Agradezco la colaboración de todas las instituciones y personas en orden a una fructuosa celebración del Año Santo y a una cariñosa acogida del peregrino en sintonía con la preocupación pastoral de la peregrinación.

El peregrino que viene nos recuerda nuestra condición de peregrinos en la tierra y ha de ser acogido y tratado con amor en nombre de Dios que lo ama. Acabamos de escuchar en el Evangelio que los pastores volvieron glorificando y alabando a Dios por cuanto habían visto y oído. Dios quiera que sintiéndonos peregrinos por gracia vivamos esta misma experiencia. Que Santiago de Compostela sea “una ciudad de innumerables referencias para innumerables pueblos”, la capital espiritual de la unidad europea.

Así lo espero de la ayuda del Señor Santiago y de la protección de la Virgen Peregrina, Puerta del Cielo. Bajo su amparo ponemos todos los acontecimientos de este Año Santo. Que Ella nos acompañe y guíe nuestros pasos para que este año sea un tiempo de viva espiritualidad y de renovación social. Amén.


(Foto: Virgen Peregrina)
+Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela .